viernes, 5 de abril de 2013

ECUARUNARI frente a los problemas de los Waorani y pueblos no contactados


 Cuenca, 5 de abril de 2013.-  Los pueblos kichwas del sur agrupados en la UNAGUA-FOA y UCIA del Azuay, UPCCC de Cañar, SAKIRTA de Loja y ZAMASKIJAT de Zamora con la presencia del presidente del ECUARUNARI Delfín Tenesaca, se reunieron y mediante una rueda de prensa dieron a conocer la posición frente a los últimos acontecimientos dados en la provincia de Orellana entre la nacionalidad Waorani y los pueblos no contactados Tagaeri y Taromenani.

Delfín Tenesaca, Presidente ECUARUNARI y Lauro Sigcha, Presidente de FOA
El presidente de ECUARUNARI y los dirigentes del sur lamentaron los hechos sucedidos entre los pueblos hermanos en la Amazonía, pero claramente condenaron que estos hechos se vienen dando desde la década de los años 60 con la era petrolera.  Los distintos gobiernos de turno y el actual han dado carta libre a las empresas petroleras y madereras, y esto ha causado malestar a las distintas nacionalidades que habitan en sus territorios desde miles de años atrás.


Lamentablemente los modelos desarrollistas extractivitas y de colonización siguen vigentes en el país.  Esto hace que constantemente sean desplazados de sus territorios por la presencia extraña de maquinarias, sonidos y la vida moderna.  Por lo tanto no es “guerra primitiva o pelea entre indígenas” como pretenden hacer aparecer el régimen actual en complicidad con algunos medios de comunicación y la clase dominante.


Los pueblos y las nacionalidades originarios del país, desde la CONAIE y ECUARUNARI estamos atentos a los acontecimientos, y exigen al régimen parar la explotación petrolera y maderera, no más desplazamiento a las nacionalidades de su territorio y cosmovisión. Para superar todos estos conflictos se debe iniciar en conjunto una necesaria y urgente revisión de la política petrolera, maderera y sus consecuencias nefastas para evitar perder vías humanas que se han perdido y están en riesgo a futuro.

Terminaron exigiendo al gobierno nacional y a los organismos del Estado, que coordinen todas las adecuadas y actividades con las autoridades de Waoranis, para tomar medidas adecuadas en la zona de conflicto y realizar una investigación seria y transparente de éste hecho.

Solo con la unidad, solidaridad y la fuerza de los pueblos harán respetar sus derechos.          

Comunicación UNAGUA-FOA
ecuachaski Azuay